maestros

La feminazización del maestro.

Posted on Actualizado enn

IMG_3951.JPG

En Madrid, en el Parque de Oeste, se encuentra la estatua de la foto. Bueno, la estatua ahora destrozada de la foto. esta estatua es un homenaje al maestro, sobre la que podéis leer aquí, por ejemplo.

No traigo el tema por la foto en sí, o por la estatua o lo que significa, de hecho, hasta el fin de semana, esta estatua significaba el odioso punto en el que paso de sufrir corriendo a agonizar corriendo (lo que hayáis hecho estas cuestas corriendo me entenderéis mejor), razón por la cual la odio con todas mis fuerzas, la identifico con mi propia debilidad, y la detesto.

Pero claro… la visión de las cosas cambia cuando algo que detestas aún más cambia la perspectiva, y me lleva a uno de mis temas favoritos, el feminazismo, la ideología de género, el igualitarismo mal entendido.

Y es que resulta que a algún/a/e/i/o (recuperamos viejas costumbres, eh?! que no se ofenda nadie!) le ha debido parecer fatal que ponga maestro, y no maestro y maestra. Porque, queridos y queridas, ¡qué falta de sensibilidad del que/ de la que hizo esto, que no pensó en las maestras!

Claro, que por no extenderme, lo que tiene gracia, es que un monumento dedicado al maestro acabe ultrajado por algo que un maestro no enseñaría nunca, que es la memez del género en la que los pedagogos progres, no maestros, enseñan ahora como lo más importante a la hora de hablar. Es un sinsentido, un absurdo total… terminaremos usando todas las vocales, agotando todas las posiblidades en número, género, etc. para acabar las palabras,  como si fuéramos imbéciles, no sea que se nos vaya a ofender alguien, porque claro, con los que no tienen claro si serán señores o señoras… cuál usamos… anda! que acabo de recordar lo del género neutro! me lo apunto para otro día.

La falta de criterio de todo y sobre todo es lo que nos lleva a este absurdo. A éste y a infinidad de ellos. Bueno, la falta de criterio, y el igualitarismo, el asfixiante, totalitario y discriminatorio igualitarismo.

Volveré con ello, los ismos me apasionan.

 

P.S. Por cierto, desde el domingo, me encanta la estatua y el homenaje al maestro, por llevar la contraria y como homenaje a mis maestros, que han sido muchos, y muchas, y muches, y muchis, y muchus.

Nos leemos!

 

 

Anuncios