Candidatos sin contenido

Posted on Actualizado enn

Como a mí me da por cosas extrañas, esta semana me ha dado por los nuevos candidatos a las próximas elecciones municipales y autonómicas. Ya ven, qué cosas. Y digo por los nuevos, sí, con intención

Evidentemente el que sea sólo por ellos ha sido por curiosidad y por ver, comprobar realmente, que de nuevos no tienen nada, y mensaje menos aún; lo que refuerza mi postura de que ni son nuevos, ni tienen más mensaje que unos eslóganes sin contenido, de hecho, que ellos mismos no son más que un estupendo envoltorio.

Vamos a dejar el tema de la regeneración para otro día (el ¡palabro!, qué manía con el palabro), e incluso sus propuestas o falta de ellas -menudo año electoral!-, para centrarnos en ellos. Y desde mi punto de vista ¿qué son?, la nada. Porque no hay nada. Sí, así de tajante.

Si nos vamos a los 3 partidos, o 2 y uno en disolución, que pueden pescar en río revuelto, vemos que no son más que estructuras creadas a mayor gloria del líder. Los 3 exactamente iguales. Y sí, ya sé que no es igual un partido que quiere quitarnos la libertad y sumirnos a todos en la pobreza absoluta a la que conduce cualquier totalitarismo, que otros que sólo pretenden tomar poder con mensajes que suenan bien y que, a priori, todos podríamos apoyar. Pero a poco que rascas, ¿qué hay tras ellos? Nada.

Son tres partidos exactamente iguales que se ven en una coyuntura similar cuando no es el líder el que tiene que enfrentarse al electorado. Porque que el líder vende, lo tenemos claro, alguno de ellos no tenemos claro por qué, pero vende. El marketing es bueno, hay que reconocerlo, han conseguido incluso que los suyos olviden que votan lo mismo que rechazan. Han conseguido el candidato con continente sin contenido, perdonavidas todos eso sí

¿y qué hacemos cuando se acercan citas electorales en las que necesitamos replicar el modelo pero para los que no podemos clonar al líder -ya quisieran, ¡agradezcamos a la Ciencia que aún no sea posible!-, pues buscar cosas similares, es decir, continentes sin contenido. El mismo no-mensaje, alguno en un envoltorio incluso exquisito, pero sin nada que contar, y los que tienen algo que contar, mal contado. Porque, cuando uno crea un partido para su mayor gloria, tener programa es complicado cuando el único programa es que te tienen que votar a ti porque eres lo mejor que ha pasado por sus vidas.

Y entonces nos podemos poner con futuribles, palabras bonitas y vacías y propuestas absolutamente irrealizables,  porque no es lo mismo proponer que gobernar. Proponer es facilísimo, pero la dificultad de gobernar es que esas propuestas hay que concretarlas, y por concretarlas hay que decir cómo vamos a hacerla, cómo vamos a pagarlas, cómo vamos a gestionarlas y de dónde vamos a sacar para hacer todo eso. Y ahí fallamos, porque no explicamos, porque no sabemos, porque no lo han pensado, porque ya lo verán… Efectivamente, así es facilísimo decir que yo voy a universalizar X, a crear 20.000 o 30.000 plazas de Y o a dar 80.000 de Z, total, qué más da, el papel lo aguanta todo. Y pueden criticar sin proponer, como muchos llevan haciendo ya un tiempo, ¡bendita regeneración! ¡el palabro! al final se los llevará a ellos también por delante, y no sólo por cuitas internas, sino porque es fácil decir, pero hacer… ¡ay! y dónde hacemos, ¡ay!. Y esto va por todos

Siempre he mantenido que lo hacen no sólo por falta de trabajo (en unos casos más que en otros) sino porque saben que no van a gobernar, y cuando no voy a hacer nada me puedo permitir ir de perdonavidas y dejar claro lo mal que lo hacen todos y lo bien que lo haría yo si llegara, quiero verlo. No sé si lo veré.

Que es necesario cambiar cosas, infinitas. Ahora, me atrevo a afirmar rotundamente que eso ni se va ni se puede hacer con caras bonitas y candidatos sin contenido. Otra cosa es que el mensaje se compre. No escapa a nadie que la falta de autocrítica imperante lleva a que la mayoría, esa mayoría en ocasiones tiránica, compra sin cuestionar qué compra. Y así nos va.

P.S. Queda mucha campaña, volveremos y concretaremos a qué nos referimos. ¡Lo que me estoy divirtiendo!, lo confieso. ¿Si es que somos muy raros por aquí!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s