Mes: diciembre 2014

2015: año de cambios

Posted on

Sí, así se va a presentar el año. Y no, no nos gustan los cambios, de hecho solemos preferir que se produzcan “de repente, casi sin esperarlos”, pero este año no será así. A pesar de todo, y de que sabemos que quizás vaya a ser difícil, lo afrontamos con muchas ganas.

Parte de eso lo da que este año que hoy despedimos haya sido razonablemente bueno, y digo razonablemente porque hubo una gran pérdida que hace que no sea un año redondo.

Estas cosas son ley de vida, también.

Pero lo que no podemos obviar es que enlazamos casi tres años buenos, y eso es para dar las gracias y no para quejarnos de las incertidumbres.

De este 2014 nos vamos quedar, por supuesto, con este espacio. Ya contábamos en octubre que era una idea que nos rondaba desde que silenciamos DR, y, por fin, decidimos darle forma. Este año nuevo tendremos que trabajarlo, a ver a dónde llegamos y en qué lo convertimos. Los que tenéis blog ya sabéis en que suele ir cambiando con vosotros.

Pero también con algo que quizás es mucho más importante, todos los que de una forma u otra habéis formado parte de nuestro año. Ha sido un año que en lo personal nos ha permitido conocer a gente extraordinaria, mucha, con los que queremos compartir también el nuevo año.

A todos, que despidáis bien el 2014 y recibáis bien el 2015. Tenemos todo un año por delante para llenarlo con todo aquello que nos haga disfrutar.

Feliz 2015 a todos.

Anuncios

El gato vegetariano

Posted on Actualizado enn

Como le dice uno de sus protagonistas al otro, es sólo una historia, sois libres de buscarle un significado

image

(H. Murakami, 1Q84)

El Deporte y yo

Posted on Actualizado enn

Cuando comenzaba este blog decía que uno de los temas que quería tratar era el deporte. Quizás a los que no me conozcan les pudiera sonar raro, pero tranquilos, no me voy a convertir de repente en una fitgirl (¡ya les dedicaremos algo!, que se lo merecen… madre mía con las actrices, juntaletras e individuos varios que se han puesto a hacer deporte y nos dan consejos para estar en forma… La tacones… ¡acabáramos!)

La razón de este tema no es sólo porque desde hace unos años sea una parte importante de mi día a día, sino por lo que me ha enseñado y por lo que me ha cambiado. Realmente he practicado deporte desde siempre. Distintos deportes de hecho, individuales y de equipo. Deportes que he ido cambiando por distintas circunstancias: lesiones, aburrimiento, “condiciones climatológicas adversas”….

Estando en la universidad abandoné durante unos años su práctica. En parte por las lesiones, en gran parte por los estudios y en parte porque la vida nocturna no era muy compatible con el deporte… pero no tardaría en volver. Un periodo algo complicado, y excesivamente caótico, de mi vida me hizo volver a entrenar, y hacerlo de una forma distinta a como lo había hecho hasta entonces. Se convirtió en una vía de escape en un primer momento, y en mi mejor escuela, además, después.

No voy a decir que nuestra relación sea fácil. El deporte es ingrato, quién os diga otra cosa miente. Te recompensa en ocasiones, es verdad, pero le gusta más “colocarte en tu sitio”, sacar tus debilidades, mirarte a la cara y decirte, “ahora, supérate”. Y no lo haces, y te caes, muchas veces, y gritas, lloras, te desesperas, pero cada uno de esos minutos merece la pena, porque el pequeño espacio de tiempo en el que eres tú el que le dices “y ahora, qué”, es infinitamente más reconfortante. Cada pequeña batalla que libras es un paso enorme que te enseña a conocerte, a superarte.

Por esto quizás prefiero los deportes individuales. Es cierto que también pesa el que sea una individualista, pero aunque a veces me guste entrenar con otros concibo cada uno de mis entrenamientos como un pequeño reto personal. Ningún día es igual, aunque conozca el entrenamiento, o me sea más o menos fácil. Soy yo contra él, o él contra mí.

Pero lo importante de esto es lo que me enseña cada día y cómo eso me ha cambiado, me ha hecho como soy ahora. Es esfuerzo, dedicación, superación personal y disciplina. Pero también es humildad, respeto, paciencia y autocontrol.

“Hallelujah”

Posted on Actualizado enn

Es posiblemente una de mis canciones favoritas. La escucho infinidad de veces. Y, cuando “accidentalmente” suena, la repito varias veces.
Me sugiere infinidad de cosas, nada que vaya a dejar por escrito, que hay cosas que son sólo mías.

Ayer, mi amigo Noatodo me regaló esta versión que no conocía. Hoy le dedico a él este post.

Daaaaanke!!!